El peligro de la acusación de infidelidad (2)

  • | Tuesday, 19 February, 2019
El peligro de la acusación de infidelidad (2)

     Al respecto, estamos convocando, hoy en día, a volver a comprender la secta de Ashʿariyyah y matridiya; y los sabios del hadiz en esta cuestión. Pues, nos referimos a la secta más seguida por parte de los musulmanes a lo largo de su historia. Es la secta que está más lejos de acusar a nadie como incrédulo, o el concepto de incredulidad en general, salvo en los casos donde se atreven a ser incrédulos a través de negar uno de los pilares de la Fe.
Por lo tanto, dicha secta es la que regula la norma siguiente: "negando uno de los principales pilares de la fe, te hará perder la fe completamente". Es una regla confirmada por el Noble Corán que distingue entre la realidad de la creencia y la de la acción, separándolas por una partícula de conjunción distintiva en la aleya siguiente: "Es cierto que los que creen y llevan a cabo las acciones de rectitud "(la Caverna 18:102).
Se ha confirmado también en muchas aleyas que la creencia se mantiene en el corazón del musulmán incluso cuando comete los pecados: "Si se enfrentan dos grupos de creyentes entre sí, mediad entre ambos", (las Habitaciones 49:9). Es sabido que el acto de matar es uno de los mayores pecados, a pesar de ello, Allah llamó a los asesinos de las dos partes como "creyentes".
Y también: "Del mismo modo (que te están discutiendo el reparto del botín), hubo también creyentes reacios que te discutían (el mandato de) tu Señor, quien taxativamente te ordenó salir de tu casa (para ir al encuentro del enemigo). Se pusieron a discutir contigo sobre la movilización, aun siendo la victoria una realidad patente, como si fueran arrastrados a una muerte que tenían a la vista", (los Botines de guerra 8: 5-6). Pues, Allah describió a los compañeros del Profeta con atributos que pertenecen a los pecados mayores.
De estas pruebas coránicas: "salvo quien lo hace por coacción mientras la Fe se mantiene firme en su corazón"; (la Abeja 16:106); "¡Creyentes! ¿Por qué afirmáis lo que no ibais a cumplir? Es una gran abominación ante Dios afirmar lo que no vais a cumplir"; (las Filas 61:2- 3); y también: "¡Creyentes! ¿Qué os sucede que cuando se os dice: «Movilizaos por la causa de Dios», os mostráis indolentes?" (El Arrepentimiento 9:38). Además de muchas otras pruebas que llaman a los que cometan los delitos como "creyentes" y les atribuye la Fe, afirmando que los que cometan los pecados graves imperdonables son creyentes y no está permitido acusarles de incredulidad sino en el caso de asociar algún copartícipe con Allah o negar los principios de la religión, ya que quien lo hace se considera incrédulo por causa de su incredulidad y negación.
Esta doctrina ashʿarita es la que expresa el ruego de la gente, de los pecadores y los creyentes en la amnistía, el perdón y la misericordia de Allah y, al mismo tiempo, es la que refleja la facilidad de esta religión, su piedad hacia sus seguidores y su compasión con ellos.  
Quien lee la introducción del libro de Abul Hasan al-Ashʿary, que Allah esté complacido con él, titulado "Artículos de los musulmanes" se quedaría estupefacto por la tolerancia islámica reflejada en este gran imán cuando reúne los artículos, las doctrinas y las contradicciones entre los musulmanes, los pone todos bajo la protección del islam.
Dice en su introducción: "Después de la muerte del Profeta, la gente se discrepó de la opinión en muchas cosas y se acusó entre sí de extravío convirtiéndose en grupos diferentes y partidos dispersos, pero el islam los unió y los abarcó a todos". Todos los sabios tienen que poner este contexto en su consideración cuando ven la separación y diferencia en la situación actual entre los musulmanes.
Esta doctrina garantizó proteger la vida de los musulmanes y conservar sus bienes y su honor del mismo modo que el Profeta hizo en una afirmación muy clara cuando dijo: "Todo musulmán es sagrado para otro musulmán, como lo son su sangre, sus bienes y su honor". Y dijo también en la Peregrinación de la Despedida: "Ciertamente vuestra sangre y vuestros bienes son sagrados para vosotros. Como lo sagrado de este vuestro día".
Deberíamos aprender por la contemplación en la doctrina ashʿarita que la cuestión de takfir no se pertenece a nadie, ni es propia de una entidad ni de un grupo ni de una organización, sino es un término puramente legal que debe tener reglas, condiciones y con la  ausencia de impedimentos. Sólo los ignorantes son quienes abordan esta cuestión. Abu Hamed al-Ghazaly dijo: "Actuar erróneamente en dejar de acusar de incredulidad a mil incrédulos es más fácil que derramar, por error, un poco de sangre de una persona".

 

El imán Mohammad Abdu opina que el hecho de evitar takfir es uno de los principios de las sentencias jurídicas del islam y declara que: "Si una persona dice algo que podría indicar su incredulidad por noventa y nueve lados y la creencia por un sólo lado, se debería interpretarlo por el lado de la creencia y no está permitido interpretarlo por incredulidad".
Allah sabe que no es mi intención ni la de la institución de al-Azhar crear discordia entre los sabios. Pues, al-Azhar desde más de mil años sigue enseñando las diferentes doctrinas jurídicas, las distintas cuestiones de teología escolástica y los diferentes gustos y tendencias de las ciencias islámicas. En este sentido, al-Azhar encontró su objeto en la doctrina de los suníes desde la antigüedad y la consideró el salvavidas para los musulmanes cuando se dispersan. El objetivo de al-Azhar actualmente es el mismo de antes: unir a todos los musulmanes para enfrentarse contra todos los ataques y las corrientes irregulares.
Al-Azhar, que levanta la bandera de "unir la palabra" de los musulmanes, no distingue entre una doctrina y otra en el enfrentamiento con las oleadas de la apostasía y la corrupción moral. La institución de al-Azhar hace muchos esfuerzos en enfrentarse contra la perversión repentina del takfir  rechazada por todo el público de la umma islámica antigua y contemporánea.
Para realizar nuestro objetivo, tenemos que seguir sinceramente haciendo esfuerzo para unir los sabios musulmanes con el fin de enfrentarse contra los peligros que amenazan la sociedad y para alcanzar los intereses de la umma.  
Desde el primer día de asumir la responsabilidad en al-Azhar, declaré que la unión de la umma es uno de los propósitos totales de la legislación y que el acuerdo de sus sabios en las cuestiones decisivas es la única manera para mantener nuestra seguridad interior y nuestra existencia en el mundo e incluso para mantener toda la paz internacional. Pero, desgraciadamente mi iniciativa que incita a la unión de la umma, la comprensión mutua entre doctrinas y la interacción entre sabios todavía no encontró la repercusión que esperábamos.
Al Azhar, que abre sus puertas para todos, comprendiendo la realidad del lugar y la del tiempo; y respetando las diferencias entre los sabios para renovar su invitación a los gobernados y los gobernantes de la umma con el fin de adoptar el método mediano en la comprensión, la creencia y el trabajo, un método solicitado también por el Corán y la Sunna para conservar el presente y el futuro de la umma; tiene como fin obedecer el dicho de Allah: "Del mismo modo que (hicimos de vosotros una nación bien dirigida) os hicimos también una nación equitativa para que seáis dignos de testimoniar lo que hacen los demás. Luego nuestro Mensajero testimoniará lo que hacéis vosotros", (la Vaca 2: 143).


Gran Imán de al-Azhar
Prof. Dr. Ahmad al-Tayyeb

 

Print
Tags:
Rate this article:
No rating

Please login or register to post comments.