¡Hay coacción en la religión del islam!

  • | Sunday, 24 February, 2019
¡Hay coacción en la religión del islam!

     ¿Acaso se permite coaccionar a los no musulmanes a abrazar el islam debido a la aleya siguiente?: "Matadlos donde quiera que los encontréis y expulsadlos de donde os hayan expulsado" (la Vaca 02: 191)

La respuesta:

Primero: La idea de dividir a los seres humanos en creyentes e incrédulos existe en el Noble Corán, pero es una de las ideas que comparten todas las legislaciones y religiones. Pues, no se encuentra ninguna religión que aprueba sus propias creencias y ‎, a la vez, ‎las de las demás religiones. Esta división es descriptiva, puesto que si el islam llama a un conjunto de creencias y prácticas de adoración y ética, será lógico que algunos tengan fe en ello y otros lo rechacen.


Segundo: El hecho de fragmentar los textos de su contexto conduce a perder el sentido y el significado de las aleyas. Esto se refleja en la aleya indicada, pues si la volvemos a leerdesde su inicio, se nos mostrará el desvío de aquellos a la hora de interpretarla aleya. La aleya dice: "Y combatid en el camino de Allah a quienes os combatan a vosotros pero no os propaséis; es cierto que Allah no ama a los que se exceden. Matadlos donde quiera que los encontréis y expulsadlos de donde os hayan expulsado. La oposición (a vuestra creencia) es más grave que matar. No luchéis con ellos junto a la "Mezquita Inviolable" si ellos no lo hacen, pero si os atacan, matadlos; esta es la recompensa de los incrédulos.  Y si cesan. Allah es Perdonador y Compasivo.  Luchad contra ellos hasta que no haya más oposición y la Adoración debida sea sólo para Allah. Pero si cesan, que no haya entonces hostilidad excepto contra los injustos" (la Vaca 02: 190-193).


A pesar de la claridad de dichas aleyas, podemos observar otro sentido opuesto al mencionado en la pregunta. Pues, la primera aleya arrojó luz sobre la lucha contra aquellos que combaten contra los musulmanes y prohíbe rotundamente la agresión. Por tanto, la lucha es solamente para defenderse. La segunda aleya, muestra lo que debe hacer contra los agresores que insisten y exceden en su agresión, intentando, de esta manera, propagar la lucha  (con la prohibición de la lucha) en la mezquita Sagrada: "Pero si os atacan, matadlos". Las dos últimas aleyas muestran que el combate, aunque es una necesidad en caso de sufrir agresiones, pero se debe evitar inmediatamente si el agresor deje de luchar contra los musulmanes: "Pero si cesan, que no haya entonces hostilidad excepto contra los injustos".


Tercero: Los que alegan se coacciona al no musulmán para abrazar el islam con la fuerza mientras los textos del Noble Corán lo desmienten francamente en más de una ocasión. Al respecto Allah dice: "Habéis recibido evidencias de vuestro Señor, así pues, quien quiera ver, lo hará en beneficio propio y quien se ciegue, lo hará en perjuicio de sí mismo.
Yo no soy vuestro guardián. Así es como mostramos los signos; para que digan unos: Lo has leído en alguna parte; y para que a los que saben, les quede claro. Sigue aquello que, procedente de tu Señor, se te ha inspirado. No hay dios sino Él. Y apártate de los asociadores. Si Allah hubiera querido no habrían asociado. No te hemos hecho su guardián ni eres el encargado de velar por ellos. Y no insultéis a los que ellos, fuera de Allah, invocan; no sea que ellos insulten a Allah por reacción hostil y sin conocimiento. Así es como hemos hecho que a cada comunidad les parecieran buenas sus acciones, luego habrán de volver a su Señor que les hará saber lo que hacían" (los Rebaños 06: 104-108)

Asimismo, Allah dice: "Di: ¡Hombres! Os ha llegado la verdad procedente de vuestro Señor; quien se guíe, lo hará en beneficio de sí mismo y quien se extravíe sólo se perderá a sí mismo. Yo no soy un guardián para vosotros. Sigue lo que se te ha inspirado y ten paciencia hasta que Allah juzgue. Él es el mejor de los jueces" (Yunus 10: 108-109)

Estos son dos ejemplos de las aleyas coránicas que defienden al Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, ya que todos volveremos a Allah y Él es el único que nos pedirá cuenta a todos: "Y si se apartan... No te hemos enviado como guardián de ellos, a ti sólo te incumbe transmitir " (la Consulta 42: 48). Así que, Allah no dijo a su Profeta (si se apartan, combate contra ellos o coacciónalos a la creencia), sino que dijo "No te hemos enviado como guardián de ellos‎".

Queda claro que la fragmentación de los textos de su contexto es la causa principal del desvío y el alejamiento de las enseñanzas tolerantes del islam.

 

Print
Tags:
Rate this article:
4.0

Please login or register to post comments.