La crisis de los retornados de ISIS: Nueva visión a la luz de los conflictos internacionales

  • | Monday, 9 May, 2022
La crisis de los retornados de ISIS: Nueva visión a la luz de los conflictos internacionales

     La crisis de los combatientes retornados de los grupos terroristas, especialmente de ISIS, sigue siendo un problema que preocupa a los gobiernos y organismos de policía occidentales. En este sentido, cabe indicar que el Observatorio de al-Azhar Contra el Extremismo sigue de cerca esta crisis que representa un desafío muy grave para los países europeos, de los que salieron miles de jóvenes que fueron reclutados por los grupos terroristas y engañados por sus mentiras.   
¿Quiénes son los combatientes extranjeros de ISIS?  
La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa define a los combatientes extranjeros como: «Individuos que, motivados principalmente por la ideología, la religión y/o el parentesco, abandonan su país de origen o de residencia habitual para unirse a un grupo comprometido en un conflicto armado».
En la mayoría de los casos, son jóvenes de 18 a 35 años, recién convertidos al islam, o pertenecen a la segunda o tercera generación en un país occidental y viven entre dos culturas. 
Según el informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), el 20% de ellos tiene problemas psicológicos y un 80% acumula antecedentes penales. En el caso de los combatientes de ISIS, no se trata únicamente de yihadistas, sino también de sus familias. 
Historia de la crisis del retorno de combatientes : 
A principios de la década de los años noventa del siglo pasado, surgió una gran crisis por los retornados de Afganistán, como resultado de la guerra contra la antigua Unión Soviética. Estas personas causaron una gran ola de terrorismo en ese período, y se convirtieron en el núcleo a partir del cual se formaron nuevas organizaciones terroristas, que todavía están adquiriendo nuevos elementos jóvenes. 
Quizás la pregunta más importante será: “¿es reproducible esta crisis en la actualidad a través de los retornados de ISIS?” teniendo en cuanta su variada nacionalidad, especialmente los que proceden de Europa. 
Situación actual 
Cabe mencionar que los números de retornados, según las estadísticas europeas, representa un porcentaje considerable. Por ejemplo, más de doscientas personas han regresado a Francia. En cuanto a Inglaterra, han regresado unos 450 extremistas de los que viajaron para unirse al grupo terrorista de ISIS. Alemania ocupa el tercer lugar en Europa, donde han vuelto unos 300 combatientes, unos 150 a Suecia, 50 a Austria y 47 a España. 
Actitud gubernamental e iniciativas 
La actitud de los gobiernos hacia el regreso de los combatientes de ISIS se puede clasificar en dos partidos. El primero, que ve en estos retornados un gran peligro y una amenaza contra las sociedades europeas, como resultado del temor de que hayan sido empujados por el grupo terrorista para llevar a cabo operaciones terroristas en sus países.  
Por otro lado, hay otro bando que ve que, si se les cierran las "puertas de retorno" a estos combatientes, los peligros se agudizarán, convirtiéndolos en "bombas de relojería", y, por tanto, este partido propone aceptarlos e integrarlos otra vez dentro de las sociedades europeas, sobre todo, si se tiene en cuenta que la mayoría de ellos son mujeres y niños.
Hay algunas iniciativas que llaman a recibir a los combatientes retornados de ISIS. Una de las cuales es la del periódico británico The Independent, que llamó a integrar a los combatientes británicos que regresan de las zonas de combate con ISIS, rehabilitarlos en lugar de encarcelarlos y darles una oportunidad, para evitar que se unan a otro grupo terrorista. 
Por otra parte, y como intento de recuperar a estos combatientes, en 2019, la ONU encabezó una iniciativa para neutralizar a los retornados de ISIS, pidiendo la coordinación de los organismos policiales internacionales. 
Según La Razón, El secretario general de la ONU, Antonio Gutiérrez, en una rueda de prensa, subrayó que "en los últimos siete años ha habido un movimiento dramático de terroristas hacia y desde zonas de conflicto en todo el mundo". La ONU estima que unos 40.000 combatientes extranjeros de más de 110 países viajaron a Siria e Irak.
Gutiérrez reveló que la Oficina de Lucha Antiterrorista de la ONU, que él mismo creó en 2017, ha desarrollado un “software” que "ayudará a los estados miembro a recabar, procesar y compartir la información sobre los viajes (de los combatientes extranjeros) con otras autoridades nacionales e internacionales". Para ello, agregan las citadas fuentes, es necesario conocer las identidades falsas que usan, huellas, fotografías recientes, etcétera, lo que supone un ingente trabajo de investigación.
Cabe decir que la idea de la reagrupación de los retornados con sus familias, amigos y su comunidad, por un lado, y, por otro lado, la revocación de las ideas ideológicas extremistas que se implantaron en sus mentes deben ser el objetivo principal de los gobiernos occidentales. 
El Observatorio de al-Azhar Contra el Extremismo opina que, en el caso de rechazar el regreso de estos combatientes, el peligro aún se aumentará, sobre todo, con el estallido de la guerra rusa-ucraniana, que no será exenta del aprovecho de los grupos terroristas, que intentan ingresar a sus miembros o reclutar nuevamente a los retornados rechazados por sus sociedades. 
El Observatorio de al-Azhar aconseja también que los gobiernos intenten elaborar un plan decisivo de rehabilitación y reintegración de los retornados de ISIS, para que no caigan otra vez en manos de otros grupos terroristas.
 

Print
Categories: Artículos
Tags:
Rate this article:
No rating

Please login or register to post comments.