Respuestas a las ideologías extremistas

¿Devoción o fanatismo?

4

  • | Friday, 27 January, 2017

El fanatismo hacia un grupo o un partido en concreto es una de las imágenes actuales de intolerancia, cuyos  adeptos son leales solamente a los miembros de estos grupos, y creen que esta conducta forma parte de la religiosidad verdadera. La religión prohíbe tal comportamiento tan detestable;  al respecto, Allah -Alabado sea- dice: “Los creyentes son, en realidad, hermanos; reconciliad pues a vuestros hermanos y temed a Allah para que se os pueda dar misericordia” (Sura de Las Habitaciones: 10). También, la religión hizo de la creencia y de las buenas obras una base de la preferencia entre la gente. Allah dice: “¡Hombres! Os hemos creado a partir de un varón y de una hembra y os hemos hecho pueblos y tribus distintos para que os reconocierais unos a otros. Y en verdad que el más noble de vosotros ante Allah es el que más Le teme. Allah es Conocedor y está perfectamente informado”. (Sura de Las Habitaciones: 13). Además, el poder de Allah se manifiesta en este asunto. Allah dice: “Y parte de Sus signos es la creación de los cielos y de la tierra y la diversidad de vuestras lenguas y colores. Realmente en eso hay signos para las criaturas”).  (Sura de Los Romanos: 22)

EL Islam prohibió el fanatismo por tener efectos negativos sobre la comunidad humana; ya que dicho fenómeno puede conducir a comportamientos detestables contrarias a las virtudes y a menospreciar opiniones de los demás. Es indudable que el fanatismo “intelectual” conduce al extremismo intelectual, religioso y sectario, de modo que la religión se ve como algo negativo. No hay duda en que, con esta manera, nos convertimos en predicadores al extremismo y no –como ordenó el Islam- a la tolerancia y a conocerse.    

 

Print
Tags:
Rate this article:
4.5

Please login or register to post comments.