El ayuno y las virtudes de Ramadán

  • | Tuesday, 5 June, 2018
El ayuno y las virtudes de Ramadán

     El ayuno del mes de Ramadán es uno de los pilares del Islam, que trata de una actividad espiritual muy elevada. Este mes no tiene igual en el año, pues en Ramadán se reveló el Noble Corán. en este sentido Allah dice: “En el mes de Ramadán se hizo descender el Corán, dirección para los hombres y pruebas claras de la Guía y del Discernimiento; así pues, quien de vosotros vea el mes, que ayune, y el que esté enfermo o de viaje que lo haga en otro momento, por el mismo número de días.  Allah quiere para vosotros lo fácil y no lo difícil, pero quiere que completéis el número (de días) y que proclaméis la grandeza de Allah por haberos guiado. ¡Ojalá seáis agradecidos!”.
Así, Ramadán es el mes del Corán, el ayuno, la generosidad, la paciencia, el arrepentimiento y de la liberación del fuego. Cuando llega Ramadán se abren las puertas del Paraíso, y se cierren las del infierno. Quien ayuna en este mes, creyendo y deseando obtener la recompensa de Allah, sus anteriores pecados ‎ serán perdonados, según lo que señaló el mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él.

Image

 

Entre las virtudes de este mes, la venida de la Noche de Al-Qadr en el último tercio del mes, que su recompensa es mejor de la adoración ‎durante mil meses. También la realización de la Umrah (la peregrinación menor) durante este mes se considera, en cuanto a la recompensa, como la realización de Al-Hajj (la peregrinación mayor).  
El ayuno debe abarcar todos los sentidos y las partes del cuerpo, por eso los musulmanes deben abstenerse de comer, beber y hacer la relación carnal. Por otro lado, la lengua debe abstenerse del mal dicho, las  manos deben abstenerse de tomar lo prohibido y los pies deben abstenerse de caminar hacia los lugares donde se cometen los pecados. Por lo tanto el Profeta dice: «Quien no deja de hablar mal y hacer maldades durante Ramadán, pues Dios no tiene necesidad ‎alguna de que deje de comer y beber»‎.
Ramadán es también el mes de la oración y de las súplicas. Uno de los aspectos más destacados de este mes es el hecho de la oración de Al-Tarawih, una oración especial de un número variable (de 8 hasta 20 o más) que se realiza durante las noches de Ramadán. El Mensajero de Allah Dice: “Quien practica las oraciones voluntarias durante las noches de Ramadán, por fe y deseando sólo la recompensa de Dios, tendrá sus pecados pasados perdonados”.
En el mes de Ramadán los musulmanes aprenden como ser pacientes, pues tienen que juntar el ayuno con actos de generosidad. Es un mes que purifica el alma y el cuerpo del ser humano.


Unidad de Español

Observatorio de al-Azhar

 

Print
Categories: Artículos, títulos
Tags:
Rate this article:
No rating

Please login or register to post comments.

x